Ventajas y desventajas de tomar un crédito hipotecario UVA

Ventajas y desventajas de tomar un crédito hipotecario UVA

No hay dudas que los nuevos créditos hipotecarios, a 30 años y ajustables a UVA (o sea, la inflación), son la apuesta fuerte del Gobierno de cara a la campaña electoral. El lanzamiento con bombos y platillos es una jugada para reanimar un mercado virtualmente insignificante como es el de la vivienda. Para lograr eso, a partir de abril los tres bancos públicos (Nación, Ciudad y Provincia) serán “market makers”, o sea quienes lideren ese segmento y fomenten que el resto de las entidades bancarias los copien.

Entre las ventajas que destacan los expertos bancarios consultados se pueden citar:

1. El crédito hipotecario UVA tiene cuota inicial que en algunos casos llega a ser un tercio de la del crédito hipotecario tradicional. Por cada 1.000.000 de pesos, el tomador de un crédito UVA paga una cuota inicial que, según el banco y el plazo, se ubica en promedio entre los $5.500 en los bancos públicos y entre $6.500 y $8.000 en los bancos privados. En tanto, quien haya optado por un crédito a tasa fija deberá afrontar un pago mensual que se ubica entre 14.000 y 18.000 pesos, según el tipo de banco.

2. Tiene un acceso más fácil que el de un crédito hipotecario tradicional. Una cuota mensual más baja que el crédito hipotecario tradicional permite al tomador del crédito a acceder a un monto más alto con menores ingresos. Esto se debe a que la cuota mensual del crédito no puede superar 25% del salario. Como ejemplo, los ingresos requeridos por un monto de 1.000.000 de pesos son unos $25.000 mensuales en tanto que por los préstamos tradicionales a tasa fija necesitaría ingresos por unos 45.000 pesos.

3. Se puede ahorrar hasta un 10% en los primeros tres años si baja la inflación. Esto se debe a que al pagar una más baja que la de un crédito tradicional le da la posibilidad a quien accede a un crédito UVA a quedarse con la diferencia de lo que pagaría en una financiación a tasa fija. La persona que accede a un crédito con una cuota de unos $5.500 mensuales en un banco público a 30 días puede ahorrar entre un 40 un 50 por ciento de lo que tendría que pagar por un crédito a tasa fija.

4. Para los casos en los que la inflación supere en más de 10 puntos al salario, los créditos UVA incluyen una cláusula que obliga al banco (si el cliente lo solicita) a extender el plazo para volver a financiar hasta el 25% del monto del préstamo. Si el salario va a la par de la inflación, la cuota y el capital mantendrán siempre la misma proporción con el sueldo a lo largo de toda la vida del crédito.

5. Los créditos están orientados básicamente a las cuentas sueldos ya que el objetivo de los bancos es fidelizar y ganar nuevos clientes, por lo tanto, los trabajadores en relación de dependencia corren con ventaja a la hora de acceder a este tipo de créditos.

Entre las desventajas podemos citar:

a) El valor de cada cuota y del capital se actualiza con la inflación. Esa es la principal desventaja de este tipo de crédito UVA frente al tradicional de tasa fija. El tomador de crédito debe tener en cuenta que en algunos años su salario podría subir menos que la inflación. En este caso, habrá dos efectos. El primero de ellos: su cuota que se mide en una unidad llamada UVA se actualizará con los nuevos precios y empezará a representar una mayor parte de sus ingresos mensuales. El segundo efecto: el capital adeudado también se ajustará y exigirá ser cancelado con una mayor cantidad de salarios que en el momento inicial.

b) Ningún banco le presta al solicitante del crédito el 100% del valor de la vivienda, por lo tanto hay que disponer entre el 25 y el 30% del valor de la propiedad como un ahorro previo y también hay que disponer de un dinero extra para los gastos de escrituración y eventual comisión de la inmobiliaria.

c) Cuánto más largo es el plazo del crédito, menos años puede tener como máximo el solicitante, porque los bancos apuestan a que el crédito esté cancelado a los 65 años de la persona.

Ya lo dijo el especialista del mercado inmobiliario consultado por E&N, Javier Beolchi, que nos dice que “La cuota por cada millón de pesos prestado es para clientes del Banco Nación de $4.600, en banco Ciudad de $5.993 para clientes y no clientes, y en el Provincia de $5.931 para clientes y de $6.992 para no clientes, y estarán disponibles en la primera semana de abril” asegura, y agrega “para más información, le recomendamos a las familias interesadas que se acerquen a los bancos o a su agente inmobiliario de confianza” agrega Javier Beolchi.