Nueve ex militares fueron detenidos por causas de lesa humanidad en Mar del Plata

Nueve ex militares fueron detenidos por causas de lesa humanidad en Mar del Plata

Nueve ex militares quedaron detenidos entre el viernes y este lunes, acusados de delitos de lesa humanidad cometidos en la ciudad de Mar del Plata, en el marco de dos causas en las que interviene la Fiscalía Federal N°2, a cargo de Nicolás Czizik.

Siete de ellos fueron detenidos por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y tres se presentaron espontáneamente en los Juzgados Federales de Mar del Plata, ambos a cargo de Santiago Inchausti, titular del N°3 y subrogante del N°1. Se encuentran acusados de conformar una asociación ilícita, privaciones ilegales de la libertad, tormentos y homicidios, de acuerdo al período en que cada uno cumplió funciones en la Agrupación de Artillería de Defensa Aérea 601, el GADA 601, el GADA 602 o la Sección Inteligencia de la Base Aérea Militar de la ciudad. Desde el MPF indicaron que no se agotaron las detenciones en ninguna de las dos causas.

Algunos de ellos se negaron a declarar y otros realizaron manifestaciones a través de las cuales, en líneas generales, negaron los hechos imputados y explicaron cuál era su función formal en aquellos años.

En el marco de la causa denominada “Cueva 3” –el primer tramo ya fue juzgado y el segundo se acumula en el juicio que comenzaría a fin de año denominado “Subzona”-, que tramita ante el Juzgado Federal N°1, secretaría N°4, se presentaron espontáneamente el viernes Jorge Eduardo Albertolli, de 66 años, quien cumplió funciones en el área de Personal (S1) en el GADA 601 en 1977, y Emilio Guillermo Nani, de 71 años, quien cumplió funciones en la misma división entre octubre de 1977 y octubre de 1978. Estaba acompañado por su defensor Eduardo San Emeterio y se negó a declarar. Este lunes hizo lo mismo Miguel Ángel Ruiz, quien integraba la sección operaciones (S3) de la Agrupación AGA 601 en 1977, cuando era jefe Alfredo Manuel Arrillaga, recientemente condenado a prisión perpetua por quinta vez.

En esta misma causa, fueron indagados el pasado sábado Carlos Hugo Trentadue, quien estuvo en la sección S1 del GADA 601 desde enero de 1976 hasta octubre de 1978; y Juan José Banegas, de 60 Años, quien estuvo acompañado por la defensa oficial, que solicitó en la audiencia el arresto domiciliario por motivos de salud. A partir de allí, se dispuso la formación de un incidente a los fines de dar trámite a las pericias correspondientes.

Por otro lado, en el marco de la causa denominada “Subzona 15 II” –que nuclea a víctimas que no se conoce en qué centro clandestino de detención estuvieron cautivas -, de trámite ante el Juzgado Federal 3, secretaría de Derechos Humanos, el viernes fue indagado Nani por su participación en la sección de Inteligencia (S2) del GADA 601 en 1979 y Carlos Víctor Milanese, de 70 años, quien estuvo en el mismo área en comisión permanente en el Centro de Operaciones de Inteligencia de la Jefatura de la Agrupación ADA 601. Milanese se negó a declarar y la defensa oficial también solicitó para él el arresto domiciliario, por lo que se formó incidente.

El sábado, en tanto, se indagó a otros tres ex militares. Julio Efrain Irizarri, de 66 años, quien estaba como encargado de la División II de Inteligencia la Agrupación ADA 601, entre febrero de 1975 y agosto de 1983, y estuvo bajo el mando de Leandro Edgar Marquiegui, quien fue condenado dos veces a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad. La defensa pidió también arresto domiciliario por motivos de salud y se formó incidente.

Juan Ramón Goicochea, de 66 años, fue oficial de la Batería A del GADA Mix 602, y se negó a declarar ante la Justicia. La información de su propio legajo lo llevó a ser indagado en el marco de esta causa. Por último, fue detenido Jorge de Malmayne Duppa, de 64 años, quien integró el área S2 del GADA 601 entre diciembre de 1979 y octubre de 1980. Si bien formuló algunas declaraciones respecto de sus funciones, no aceptó recibir preguntas de las partes. Sobre este último imputado, al no verificarse en la fecha en que prestó funciones casos de desaparición, se le imputa únicamente su participación en el marco de la asociación ilícita investigada.