“Los piqueteros no tienen intención de negociar, solo buscan alguna excusa para salir a la calle”

"Los piqueteros no tienen intención de negociar, solo buscan alguna excusa para salir a la calle"

A un mes del cierre de listas para las elecciones legislativas, el Gobierno se prepara para días de mucha conflictividad con los movimientos sociales. “El próximo mes va a ser difícil. Muchos sectores y organizaciones van a salir a disputar lugares en las listas en la calle y nosotros vamos a ser el instrumento para eso”, apuntan desde el Ministerio de Desarrollo que dirige Carolina Stanley.

No es una afirmación de ocasión: precisan que en los últimos días hubo movimientos de algunos sectores que sorprendieron y dejaron sin margen de negociación a los funcionarios. El último fue un pedido que delegados territoriales de la CTA de Pablo Micheli acercaron hasta la puerta del histórico Edificio del Ministerio de Obras Públicas: 25 mil nuevos planes sociales. Se trata casi del 10% de los planes que actualmente otorga el Gobierno por Argentina Trabaja, Ellas Hacen y Trabajo Autogestionado, entre otros programas vinculados a la economía popular.

La magnitud del pedido terminó de encender las alarmas en el Gobierno. “Si ya vienen con un reclamo así quiere decir que no vienen con intención de negociar, sino de buscar alguna excusa para salir a la calle”, analizan desde la Casa Rosada. A fin del año pasado y acorralado por la conflictividad en las calles, el Gobierno aceptó decretar la Emergencia Social y se comprometió con los movimientos sociales a trazar un plan a tres años en materia de política social y realizar una inversión global de 30 mil millones de pesos. Sin embargo, luego de que se aprobara en el Congreso, el Gobierno demoró tres meses en reglamentar la ley y la situación se volvió a tensar. Pero en marzo reaccionó a tiempo para evitar una marcha de los movimientos sociales a Plaza de Mayo.