Un legajo de Odebrecht se extravió en la IGJ

Un legajo de Odebrecht se extravió en la IGJ

Un legajo de Odebrecht estuvo, durante ocho meses, perdido en la nebulosa. En medio de la sensibilidad del caso Lava Jato, la Inspección General de Justicia (IGJ) -que tiene que fiscalizar los estados contables de las empresas- dio por perdidos a documentos de la gigante brasileña y ordenó una investigación interna. Sin embargo, la pesquisa fue dada de baja semanas atrás, cuando los papeles súbitamente reaparecieron.

El 2 de mayo del año pasado, la Constructora Norberto Odebrecht SA presentó los documentos para cumplir con el “Régimen Informativo Anual Abreviado”. Se trata de una carpeta que las empresas extranjeras tienen que presentar todos los años para notificar sobre su actividad, sus activos y su composición accionaria en la Argentina.

Según la documentación a la que accedió LA NACION, en agosto Odebrecht quiso hacerle un agregado al expediente y pidió tomar vista de la documentación. Allí se encendió una alarma: el legajo no estaba en el casillero correspondiente. Según surge de las actuaciones, el Departamento Contable de la IGJ consignó por escrito que “habiéndose practicado una exhaustiva búsqueda del trámite, el mismo no pudo ser localizado”.

La situación fue detectada por la apoderada de Margarita Stolbizer, Silvina Martínez, que hizo un pedido de información pública para conocer si dentro de la IGJ existe una fiscalización de los estados contables de Odebrecht y cómo están los balances de la empresa.